Establecen nuevas tarifas de servicios culturales en Cuba

  • Timbirichi
  •  hace 9 meses
  • © Cubadebate

El Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) anunció una transformación de las tarifas de acceso a salas y cines, como parte de la estrategia del proceso de reordenamiento monetario, informó Cubacine.

Tania Delgado, vicepresidenta de la institución, explicó que el proceso actual por el que atraviesa el país impone una transformación de las tarifas, que influye no solo en la producción, sino también en la distribución.

De ahí que a pesar de que el agudizamiento de la pandemia en la isla haya forzado la cancelación de actividades y eventos, entre ellos, la programación cinematográfica en salas y cines, es necesario informar al público sobre las nuevos precios para la entrada a estos lugares.

Delgado explicó que el Instituto como ente rector de la actividad cinematográfica ha establecido los precios máximos por los que deben regirse estos espacios. Estas tarifas son invariables, como en el caso específico del Proyecto 23, pero pueden sufrir cambios en otras provincias, según lo determinado por sus administraciones.

Según la directora del Proyecto 23, Irinka Cordoví, estas modificaciones en los servicios que ofrecen se encuentran amparadas por la Resolución 328/20, dictada por el Ministerio de Finanzas y Precios y aprobada por el presidente del Icaic, Ramón Samada, y el ministro de Cultura, Alpidio Alonso.

“La entrada a las funciones cinematográficas 2D aumentan a 5 CUP en todas las salas. Los precios para las funciones 3D son de 15 CUP para los menores de 12 años y 25 CUP en el caso de los adultos”, informó Cordoví.

“En relación con los espectáculos infantiles y circenses, los precios son de 20 CUP para los niños y 30 CUP para los adultos. Los espectáculos musicales, humorísticos y de otro tipo oscilan entre los 100 y 150 CUP, de acuerdo con el nivel y la calidad de los artistas. Otros servicios que brindamos desde el Proyecto tendrán un valor de 25 CUP por persona”, agregó la directora.

Este aumento de los precios implica un mejor funcionamiento dentro de las salas y cines, lo que para Cordoví representa un compromiso que se reflejará en elementos como la higiene y la ambientación, la calidad de la programación, así como en un trato de excelencia a los asistentes.

Ante la interrogante sobre la existencia o no, ante el incremento de las tarifas, de una estrategia que impida un mayor distanciamiento entre el público y los cines, Cordoví expresó:

“Sabemos que desde hace algunos años la asistencia del público a los cines ha disminuido. La política cultural del país nos llama a rescatar la magia de las salas oscuras. Nuestra razón de ser es la exhibición cinematográfica, por eso dentro de la estrategia nos proponemos reforzar la divulgación y promoción de nuestras programaciones, así como crear una página web del Proyecto, si tenemos en cuenta el alcance de las redes sociales y la importancia que presentan en nuestra actualidad”.

(Con información de Cubacine)

 

Comentarios de los lectores

Te puede interesar