El fin de la alopecia podría haber llegado gracias a fármaco

  • Timbirichi
  •  hace 3 años
  • © Mejor con Salud

El fin de la alopecia masculina y femenina podría acabarse debido un fármaco que inicialmente fue diseñado para tratar la osteoporosis, sea capaz de estimular el crecimiento de los folículos pilosos humanos, afirmaron investigadores.

El objetivo de los científicos del Centro de Investigación Dermatológica de la Universidad de Manchester (Reino Unido) fue encontrar un mecanismo capaz de promover el crecimiento del cabello humano para desarrollar un fármaco eficaz y seguro para el tratamiento de la alopecia androgénica.

Para ello, los autores se fijaron en el mecanismo molecular de la ciclosporina A, inmunosupresor utilizado comúnmente desde los años 80 para el tratamiento del rechazo en los trasplantes y de distintas enfermedades autoinmunes.

Los creadores de este estudio analizaron la expresión genética de los folículos pilosos del cuero cabelludo humano tras ser tratados con ciclosporina A. Y lo que vieron es que, entre otras consecuencias, el fármaco reducía la expresión de la proteína SFRP1, bien conocida por inhibir el desarrollo y crecimiento de numerosos tejidos –entre otros, de los folículos pilosos.

Al inhibir la expresión de SFRP1, el fármaco WAY-316606 elimina un freno molecular muy potente del crecimiento del pelo humano

Según indican, «nuestro trabajo identifica un mecanismo de acción completamente novedoso de este inmunosupresor y explica por qué este fármaco induce el crecimiento no deseado de pelo en los pacientes. Y es que lo que hace es eliminar un freno molecular muy potente del crecimiento del pelo humano».

Pero aún hay más. La inhibición de SFRP1 no tiene ninguna relación con la actividad inmunosupresora de la ciclosporina A, por lo que los autores consideraron que esta proteína podría constituir una nueva diana terapéutica para la prevención de la pérdida capilar. Así, de lo que se trataba era de encontrar un remedio que, ‘crecepelo’ es, inviable dados sus ‘otros’ efectos secundarios, también actuaran como un antagonista de SFRP1, de ese modo, lo encontraron. ¿Su nombre? ‘WAY-316606’.

 

Comentarios de los lectores

Te puede interesar